Descubre las localizaciones de ‘Berlín’: Madrid se transforma en París

Aprovechamos la confirmación de una segunda temporada de Berlín en Netflix -que comenzará a grabarse en 2025- para introducirnos en las localizaciones de los primeros episodios de la serie, en los que Madrid se camufla para hacerse pasar por la capital francesa y se crean espacios inexistentes a partir de otros formando un magnífico Frankenstein

Madrid es una ciudad camaleónica capaz de ser otra en la pantalla. Algunos ejemplos: en 2019, Tim Miller convertía en Ciudad de México las calles Santa Isabel, Valencia y Sombrerería de Lavapiés en Terminator. Destino oscuro y la serie de Movistar + Dime quién soy (2020), de José Manuel Lorenzo, la transformaba en Buenos Aires. Patria (2020), de Aitor Gabilondo, en HBO Max, hacía pasar las calles de Madrid por las de Berlín y Soulmates, la serie de AMC y Amazon Prime Video, por las de México y Nueva York.

Ahora, Berlín, la precuela de La casa de papel, de Vancouver Media, con Netflix como distribuidora, mimetiza los edificios y calles de nuestra ciudad con los de París para ambientar la historia de ese personaje esteta, sarcástico y enamorado en sus años de gloria, cuando aún no estaba atrapado en la Fábrica Nacional de Moneda y Timbre y no era consciente de su enfermedad. Berlín es una serie más luminosa que su antecesora, una comedia romántica en la que el personaje (interpretado por el actor Pedro Alonso) ha marcado la elección de los espacios de rodaje. “Las localizaciones debían ir en la línea del protagonista: enamorado, pomposo, que vive en la emoción de la belleza. Aunque hay también tramas secundarias que lo que pedían era algo más austero para contrarrestar”, señala el jefe de localizaciones de la serie, Fran Castro. “Vancouver busca que cada serie tenga su sello, mucha calidad visual, un estilo muy potente y también mucho espectáculo, dinamismo en la puesta en escena, además de unas buenas tramas para poder seducir al público”.

En total las localizaciones han sido 146, rodadas a lo largo de nueve meses, y en las que Madrid tiene un papel fundamentalBerlín arranca y finaliza en un Madrid reconocible. Comienza con el protagonista en unos hermosos planos bajo la lluvia en los Jardines del Moro y del Palacio Real y concluye en el Café Pavón, en el barrio de La Latina y Lavapiés. Entremedias la ciudad aparece camuflada bajo el atrezo parisino, exceptuando algunas secuencias como la del Aula magna de la facultad de Medicina de la Universidad Complutense o los exteriores de la de Odontología, entre otras. «Que rodáramos en Madrid lo que es en París responde a cuestiones logísticas; nos interesa solucionar las secuencias en el lugar donde tenemos la sede, donde nos es más fácil controlar las cosas, cuando nos planteamos rodar fuera siempre nos preguntamos antes si podemos hacerlo en Madrid o en sus alrededores. En este caso París era ineludible y teníamos que buscar lo más representativo, la Torre Eiffel, Notre Dame, Sacré Coeur, Montmartre… Las zonas menos icónicas las hemos resuelto en Madrid, donde podemos aprovechar mejor los recursos que tenemos”, explica Fran Castro.

La serie creada por Álex Pina y Esther Martínez Lobato (ambos artífices de La casa de papel, Sky Rojo) contiene secuencias que comienzan filmándose en París y finalizan en Madrid. Pero además posee la habilidad de crear localizaciones nuevas, inexistentes, a partir de grabaciones de elementos de otras, unidas como si de retazos de un gran Frankenstein se tratara.  Un ambicioso encaje de bolillos que funciona a la perfección. “Para componer una localización a partir de varias debíamos encontrar espacios de calidad que tuvieran relación entre ellos y que funcionaran. Madrid nos ha dado mucho juego, secuencias que en principio empezamos a grabar en Notre Dame o en alguna otra zona reconocible de París las continuamos en el Madrid de los Austrias, por ejemplo. En otros casos, filmamos la secuencia completa en la ciudad, en calles como Monte Esquinza, Marqués de Riscal y de Jenner, que es una zona de estilo modernista que se asemeja a París”, describe el localizador. “También hay muchos edificios cuyo exterior hemos grabado en París y su interior en Madrid, como es el caso del hotel principal donde se hospedan los protagonistas: el exterior se filmó en Place Georges Mulot y los interiores, las habitaciones en plató y el hall del hotel en el Instituto de Ingeniería de España que decoramos para crear un ascensor falso y emular ese mundo que habíamos grabado en París”.

A estos espacios se añade el Centro Comercial ABC Serrano convertido en el lugar de eventos del hotel donde tienen lugar la boda y el karaoke en los que se cuelan Berlín y su compañero de banda Damián (Tristán Ulloa).

Otros ejemplos de ese rompecabezas son la mansión donde la banda se hace pasar por policías al inicio de la serie, el pistoletazo de la estrategia criminal, y la Casa de Subastas en París. El exterior de la primera es el Palacio del Rincón en Aldea del Fresno y su interior son los salones ornamentados de Casa de América; la segunda localización es en realidad la fachada de Galerías Canalejas en pleno centro de Madrid, en la calle Alcalá, y sus salas son las de la Escuela Técnica Superior de Ingenieros de Montes.

Palacio El Rincón. TAMARA ARRANZ/NETFLIX © 2022

En cuanto a la secuencia en Madrid de los Austrias a la que alude el localizador es una persecución -con boda, funeral y violín de Ara Malikian incluidos- y fue rodada en las calles del Nuncio y del Almendro. “Tuvimos que controlar un paso de vehículos con especialistas, las terrazas, el tránsito de peatones, la salida de la gente de los portales, todo eso genera muchos detalles a tener en cuenta; desde el punto de vista estético funcionó, aparenta totalmente París”, señala el localizador.

Otra importante localización en Madrid ha sido el precioso edificio del Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación en Atocha que hace de la gendarmería francesa donde hacen su aparición las inspectoras Alicia Sierra (Najwa Nimri) y Raquel Murillo (Itziar Ituño). “En Atocha, frente al Ministerio de Agricultura tuvimos que hacer virguerías para que no se reconociera Madrid”, añade Fran Castro. “Siempre trabajamos mano a mano con el equipo de arte, liderado en Berlín por el Grupo Aranda, que aporta soluciones y hace que todos los elementos como las papeleras, el vestuario, la gente que pasea… tengan ese estilo parisino, que las banderas o carteles cuenten con tipografía francesa, etc.”

Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación en Atocha. CARLA OSET/NETFLIX © 2023

La sala Moby Dick (donde tiene lugar el concierto al que asiste Berlín persiguiendo a su enamorada Camille) y el Hotel Mandarín Oriental Ritz son también lugares convertidos en espacios parisinos, lo que prueba una vez más la versatilidad de Madrid. ¿Y qué aporta la ciudad a una producción audiovisual? “Yo soy madrileño y llevo muchos años trabajando en Madrid y aun así siempre encuentro nuevos rincones, nuevas posibilidades”, comenta Fran Castro “Es una ciudad muy curiosa porque es bastante austera en un primer vistazo pero luego en los interiores encontramos esplendor y belleza como el del Palacio de Santoña, que es una delicia, o el del Fernán Núñez, o la misma Casa de América. En ese sentido, en Madrid, ya no solo por estos palacios, si buscas lo versallesco lo encuentras; es una ciudad que da mucho juego a las ficciones. Como toda metrópoli tiene sus dificultades al rodar, pero también es un lugar del que obtenemos muy buenos resultados”.

Sala Moby Dick. TAMARA ARRANZ/NETFLIX © 2023

Otras localizaciones fuera de Madrid

Además de las rodadas en París (como el Sacré Coeur y las calles de Montmartre, Square Vert Galant, Pont Bir Hakeim; su escapada amorosa en Château d’Ormesson-sur-Marne o la Avenue Saxe y la Iglesia de Saint Julien Le Pauvre), Berlín cuenta con otras muchas interesantes localizaciones en España como la  Plaza de toros de Aranjuez; el embalse de Riaño; Cabo de Gata; el Aeródromo de Casarrubios en Toledo donde tiene lugar la carrera de coches; la autocaravana en El Espinar, en Segovia; el Club náutico del Pantano de San Juan y un largo etcétera.

Agradecemos al departamento de Prensa y Comunicación de Netflix España y al jefe de localizaciones Fran Castro su colaboración en la elaboración de este artículo.